#2111 – Ataque del 11 de Septiembre

Dirígite al link que esta a continuación para ver la película, serie o documental.

https://www.netflix.com/

9/11

Temprano en la mañana del 11 de septiembre del 2001, fueron raptados cuatro aviones comerciales, dos Boeing 757 y otros dos Boeing 767. Tres de ellos iban con dirección a Los Ángeles y uno hacía San Francisco. Dentro de los cuatro aviones, iban repartidos diecinueve militantes asociados con el grupo extremista islámico “Al Qaeda” y llevaron a cabo ataques suicidas contra varios objetivos en Estados Unidos.

A las 8:46 am, cinco secuestradores estrellaron el vuelo 11 contra la Torre Norte del World Trade Center. A las 9:03 am, otros cinco secuestradores estrellaron el vuelo 175 en la Torre Sur. Cinco secuestradores más tomaron el vuelo 77 cayó en los límites del Pentágono a las 9:37 am. Mientras que el cuarto vuelo, el 93 de United Airlines, se estrelló en Pensilvania, al sureste de Pittsburgh, a las 10:03 am después de que los pasajeros lucharan contra los cuatro secuestradores. Una vez que se hizo evidente que los pasajeros podrían tomar el control, los secuestradores hicieron rodar el avión y lo estrellaron intencionalmente. Se cree que el objetivo del vuelo 93 era el Capitolio o la Casa Blanca.

Pero toda la atención y las cámaras de los noticieros se enfocaban en la ciudad de Nueva York, el impacto del primer avión había dejado un enorme agujero ardiente cerca del piso 80 del rascacielos, matando instantáneamente a cientos de personas y atrapando a cientos más en los pisos más altos.

La evacuación de la torre comenzó de inmediato, así como la de su “gemela” y las cámaras de televisión empezaron a transmitir directamente en vivo lo que inicialmente parecía ser un terrible accidente. Pero luego de 18 minutos un segundo avión apareció en el cielo y dando un giró bruscamente hacia los edificios se estrelló contra la otra torre cerca del piso 60. La colisión provocó una explosión masiva que arrojó escombros en llamas sobre los edificios y las calles alrededor. Inmediatamente quedó claro que Estados Unidos estaba siendo atacado.

A las 9:59 am, la Torre Sur se derrumbó después de quemarse durante aproximadamente 56 minutos. La Torre Norte se derrumbó a las 10:28 am, después de quemarse durante aproximadamente 102 minutos. A las 5:20 pm de ese mismo día, el resto de los edificios del conjunto 7 World Trade Center comenzaron a colapsar con el derrumbe del ático este y cayó completamente a las 5:21 pm, debido a incendios incontrolados que causaron fallas estructurales.

Las imágenes que los noticieros y los videos que cientos de neoyorquinos grabaron con sus cámaras eran de completo terror, era imposible creer que fuera verdad lo que estaba sucediendo; claramente en la imágenes se veía como la gente en tierra corría de los escombros y del polvo que estos alzaban, mientras que el cuerpo de bomberos y la policía se dirigía hacia las torres para ayudar la evacuación. Los noticieros mostraron como la gente atrapada en los pisos superiores de ambos choques saltaban al vacío por desesperación.

Cuando finalmente los dos rascacielos más altos del mundo fueron consumidos por el fuego y ambos formaron dos enormes nubes de polvo, respectivamente, fueron imágenes que exponían el punto más débil de una nación, de “la más poderosa del mundo”. Mostraban como se formaba una enorme herida en todo un país y lo más impactante era que se trataba de Estados Unidos, un país de primer mundo, que se adjudicaba ser acreedor de “El Gran Sueño Americano”, las imágenes mostraban simplemente algo inimaginable.

Al-Qaeda y Osama bin Laden

El FBI inició una investigación sobre el atentado, denominada operación PENTTBOM. Como los secuestradores hicieron poco esfuerzo por ocultar sus nombres en el vuelo, las tarjetas de crédito que usaron y otros registros, fue suficiente con verificar los manifiestos de vuelo y listas de vigilancia para que los funcionarios de aduanas pudieran encontrar rápidamente los nombres de los 19 secuestradores. Pero a ninguno de ellos se les encontró relación con ningún grupo u organización y ninguna organización se atribuyó la responsabilidad de los ataques. Se empezaba a creer que los responsables eran únicamente los secuestradores, los cuales murieron sin dejar ningún mensaje, reclamo de responsabilidad o alguna explicación por qué habían llevado a cabo el atentado.

Aproximadamente a las 13:30 hrs de ese mismo día, la Agencia de Seguridad Nacional intercepta comunicaciones que apuntan a Osama bin Laden, líder y fundador de Al-Qaeda, como posible culpable del atentado.

Las autoridades de Estados Unidos, Alemania y Gran Bretaña obtuvieron intercepciones, incluidas conversaciones telefónicas y transferencias bancarias electrónicas, que indican que Mohammed Atef, un diputado y amigo cercano de bin Laden, fue figura clave en la planificación de los ataques del 11 de septiembre.

Al paso de los días se obtuvieron intercepciones que revelaron conversaciones que tuvieron lugar días antes del 11 de septiembre entre bin Laden y un asociado en Pakistán. En esas conversaciones, los dos se refirieron a “un incidente que tendría lugar en Estados Unidos el 11 de septiembre” y discutieron las posibles repercusiones. En otra conversación con un asociado en Afganistán, bin Laden discutió la “escala y los efectos de una próxima operación”.

El 16 de septiembre salió a la luz un video donde Osama bin Laden negaba estar involucrados con los ataques. Pero el 27 de diciembre de 2001, se publicó un video de bin Laden donde decía:

“Ha quedado claro que Occidente en general y Estados Unidos en particular tienen un odio indescriptible por el Islam. El terrorismo contra Estados Unidos merece ser elogiado porque fue una respuesta a la injusticia, con el objetivo de obligar a Estados Unidos a detener su apoyo a Israel, que mata a nuestro pueblo. Decimos que el fin de Estados Unidos es inminente, ya sea que bin Laden o sus seguidores estén vivos o muertos, porque ha ocurrido el despertar de la nación musulmana. Es importante golpear la economía (de Estados Unidos), que es la base de su poder militar. Si la economía se golpea, se volverán a ocupar.”

Trabajo Interno

Públicamente había quedado claro que Al-Qaeda era el culpable, hasta se llegó a decir que los ataques eran un evento profético, pero varías teorías de conspiración surgieron rápidamente alegando que el 11 de septiembre fue un trabajo interno y el grupo árabe extremista solo era un chivo expiatorio. El ataque estremeció al mundo entero y no tardó en generar preguntas como: ¿quién realmente dio la orden para el atentado? ¿cómo era posible que ambos edificios se pudieron haber caído? ¿a quién realmente beneficiaba este ataque? ¿cómo es que pudo haber pasado?

Se empezó a creer que los ataques fueron planeados por el mismo gobierno de Estados Unidos, obtener el apoyo de los ciudadanos estadounidenses para la guerra y de esta manera George W. Bush podría tener la excusa perfecta para atacar Afganistán en 2001 y posteriormente a Iraq en 2003.

En el norte de Afganistán había yacimientos con 220 millones de toneladas de petróleo y 440 mil millones de toneladas de gas natural.

De la misma manera las reservas de petróleo del Golfo Pérsico han sido de especial interés para Estados Unidos y el hecho que pueda tener presencia en ese sector es de sumo beneficio. Así nació la justificación de Estados Unidos para realizar intervenciones en Iraq, argumentaron causas que resultaron falsas, como la presencia de armas de destrucción masiva en el régimen de Saddam Hussein y que buscaban devolverle la democracia al pueblo iraquí. Estados Unidos produce sólo el 40% del petróleo que consume y el resto debe importarlo. Así también sus reservas de gas se van reduciendo progresivamente, perdiendo su capacidad para generar reservas. Una situación que los motivó a buscar influencia en zonas ricas energéticamente.

La ocupación militar de Estados Unidos en Libia el año 2011 podría llegar a ser una situación muy similar. En ese entonces, Estados Unidos argumentó que la situación en el país del norte de África era tan grave, que el país norteamericano debía intervenir. Pero, además de las ventajas derivadas de la extracción de sus recursos energéticos, la presencia militar en la zona le suministraría a Estados Unidos y sus aliados, un flanco para influir sobre Egipto, su posición estratégica en el canal de Suez y en el oleoducto que recorre desde Suez al Mediterráneo. La influencia sobre este oleoducto a través de Libia hacía políticamente factible conectar Arabia Saudita y los países petroleros de la región con Europa evitando así la ruta turca, cercana a la rival Rusia.

Estas conspiraciones se han mantenido a lo largo de los años y siempre han sido fundamentabas por incidentes que han creado teorías con el fin de explicar y revelar lo que realmente sucedió.

Teoría #1 – Detonaciones Controladas

Una afirmación ampliamente compartida en línea fue la de, “Jet fuel cannot melt steel beams” (El combustible de aviones no puede derretir vigas de acero), sugiere que las Torres Gemelas del World Trade Center fueron demolidas por explosivos. Pero según un informe oficial, los aviones accidentados dañaron considerablemente las columnas de soporte de ambas torres y se desprendieron de la protección contra incendios.

Los informes aseguran que los incendios alcanzaron aproximadamente los 1000 ° C en algunas áreas, lo que provocó que las vigas de acero se deformen y el eventual colapso de los edificios. Para mucho expertos el incendio no ardió el tiempo suficiente para que los edificios se derrumbaran en tan poco tiempo e insisten que fueron demolidos deliberadamente en una explosión controlada. En los videos se pueden ver explosiones en las ventanas cuando las torres caen de arriba hacia abajo.

Teoría #2 – Misil en el Pentágono

Una de las teorías dice que es imposible que un daño tan importante en el Pentágono resultara en solo un agujero de explosión de forma redonda. Se cree que haya sido más probable que fuera causado por un misil en lugar de un avión que según chocó con el edificio. También se dice que partes de un avión, alas y cola, se trasladaron al Pentágono para crear la ilusión de que un avión lo golpeó.

Aunque existen cientos de testigos que vieron el avión impactarse en el Pentágono y que el tamaño y la forma del agujero se debieron a que un ala del Boeing 757 golpeó el suelo y la otra se cortó al impactar con el edificio.

Teoría #3 – Seguro de daños

Las pólizas de seguro para los edificios del World Trade Center tenían un valor nominal colectivo de $3.55 mil millones. Después de los ataques, Larry Silverstein dueño del WTC, trató de cobrar el doble de la cantidad nominal, $7.1 mil millones, esto era por los dos choques de aviones en dos edificios separados.

Según Larry ambos sucesos constituían dentro del significado de “ocurrencias” dentro de la política del seguro. Política que desde meses antes eran bastantes ambiguas por una adenda al contrato del seguro del inmueble.  En la extensión del seguro la definición de “ocurrencia” es el término que se usaba en la póliza que regía el monto del seguro.

La incertidumbre sobre qué definición de “ocurrencia” se aplicaba, llegó hasta la corte donde el tribunal dividió a las aseguradoras en dos grupos para juicios con jurado sobre la cuestión si los contratos de seguro estaban sujetos a la interpretación de “una ocurrencia” o la interpretación de “dos ocurrencias”.

Teoría #4 – El 4to avión no se estrelló

El vuelo 93 de United Airlines que se estrelló en Pensilvania, se dice que fue derribado por un avión de combate del ejercito que despego de una base militar cercana. Esto fue porque las partes del avión como: cabina principal, alas, cola, etc., estaban a demasiada distancia unas de otras, entonces se cree que la destrucción del avión fue aun estando en el aire. El vicepresidente Dick Cheney reveló más tarde en su autobiografía que, tras el ataque a las Torres Gemelas, había ordenado el derribo de cualquier avión comercial que se creyera que había sido secuestrado.

Teoría #5 – La Profecía

El famoso escritor francés del siglo XVI, Nostradamus, escribió un conjunto de frases ambiguas y casi inescrutables llamadas cuartetos que, según los creyentes, predijeron “todo”, la Guerra Civil estadounidense, La Segunda Guerra Mundial y el asesinato de John F. Kennedy.

*Nota del investigador: caso #1163 – Asesinato de John F. Kennedy.

En el escrito de Nostradamus que parece inquietantemente profético dice – “Dos pájaros de acero caerán del cielo en la Metrópolis, el cielo arderá a 40 grados, el fuego se acerca a la gran ciudad nueva e inmediatamente una enorme llama dispersa salta hacia arriba. En unos meses, los ríos fluirán con sangre, los muertos vivientes vagarán por la tierra por poco tiempo”.

Al adaptar estas palabras a los eventos reales del 11 de septiembre, la Metrópolis se refiere a la ciudad de Nueva York que se encuentra a unos 40 grados de latitud norte. Y obviamente los pájaros de acero se refieren a los aviones, mientras que “los ríos fluirán con sangre” se refería a las guerras que se aproximaban.

9/11 en la actualidad

No ha habido ataques terroristas en la escala del 11 de septiembre, pero desde la perspectiva del público, la amenaza nunca ha desaparecido por completo, incluso con las capturas y muertes de Sadam Hussein en 2006 y de Osama bin Laden en 2011.

En enero de 2002, pocos meses después de los ataques de 2001, el 83% de los estadounidenses dijo que “defender al país de futuros ataques terroristas” era una prioridad para el presidente y el Congreso. En abril de 2003, durante el primer mes de la guerra de Irak, el 71% dijo que Estados Unidos tomó la decisión correcta de ir a la guerra. En el 15to aniversario de la guerra, en 2018, solo el 18% dijo que fue la decisión correcta y al igual que en el caso de la participación de Estados Unidos en Afganistán, los estadounidenses creen que Estados Unidos perdió más de lo que logro yendo a la guerra.

La finalidad del terrorismo es precisamente crear terror, desestabilizar emocionalmente a la población y crean un conflicto con notoriedad para expresar un razón. Quizás jamás se sepa quienes fueron realmente quienes planearon el 11 de septiembre, puede que dentro de las teorías se encuentre la verdad del acto que cambio para siempre a Estados Unidos.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *